Vuelco 26/02/18
Cambia postura de candidato PAC sobre vía rápida a reforma fiscal
Luis Ramírez Salazar

Minutos después de haber salido de una reunión con la fracción del Partido Liberación Nacional (PLN), el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC), Carlos Alvarado, pedía a los diputados dejar hasta después de las elecciones la aprobación de una vía rápida a la reforma tributaria. Cuando concluyó otra cita, pero con la bancada de la Unidad Social Cristiana (PUSC), el aspirante a la Presidencia se echó para atrás y señaló que ahora dejaría que se construyan los acuerdos al respecto.

¿Qué pasó para este cambio de perspectiva? El aspirante presidencial manifestó que tras una conversación con el Gobierno y con algunos diputados oficialistas en el ínterin de los encuentros le hicieron ver que había posibilidad de un acuerdo en esa línea.

"He tenido la oportunidad de dialogar con el Poder Ejecutivo y con mi propia fracción y veo, si don Fabricio (Alvarado) se suma, tener las condiciones de optar por una vía rápida que es lo importante en este caso para el país", argumentó el exjerarca del Ministerio de Trabajo.

Al ser consultado sobre con quién del Gobierno se comunicó el oficialista, el futuro líder de la bancada de Acción Ciudadana y jefe de campaña, Víctor Morales, señaló que se estaba refiriendo a la reunión que tuvo en la mañana Presidencia con las diferentes representaciones políticas en el Plenario.

El congresista electo manifestó que existe la mejor disposición para que estos proyectos avances y por ellos el aspirante presidencial cambió su perspectiva.

El candidato del PAC indicó que sigue considerando que lo mejor era dejar para después la discusión, no obstante, también entiende que de llegarse a un entendimiento en el contexto actual no se concretarían los acuerdos para agilizar el trámite a la iniciativa de reforma fiscal.

Alvarado justificó su planteamiento inicial señalando que es necesario darle el espacio a la ciudadanía para que analicen su decisión de cara al balotaje y bajar los ánimos.

Precisamente este mismo lunes, el Gobierno se reunió con jefes de fracción y el presidente del Congreso, Gonzalo Ramírez, para concretar la aplicación del artículo 208 bis del reglamento al proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas esta semana.

Luego de la reunión entre Alvarado y el PLN, la jefa de fracción verdiblanca, Karla Prendas, señaló que existen diferencias entre el candidato y la fracción que evidencian que aún no existe la viabilidad política para aprobar las iniciativas fiscales.

Durante el encuentro con el PUSC, los socialcristianos reiteraron en su proyecto de reforma fiscal como condición para entrar a ver el resto de propuestas en materia tributaria.

El plan de contingencia que impulsa el Ejecutivo incluye un aumento en la base de servicios profesionales a los que se les cobrará el Impuesto de Valor Agregado (IVA), correspondiente a un 13 por ciento. Además, incrementa los cobros por renta de capital, como las inversiones bancarias, con una tasa del 8 por ciento.

También fija topes a los salarios de lujo, transforma la anualidad en una evaluación de desempeño adecuada a los objetivos interinstitucionales y especifica con mayor certeza los puestos que pueden tener dedicación exclusiva y prohibición.