Gif cantones ganadores
Contraste 06/02/18

Restauración Nacional triunfa en cantones más pobres y PAC en los más ricos

Alejandra Fernández Morera

Abstencionismo es en promedio 16 puntos porcentuales más alto en zonas con mayores carencias

Restauración Nacional ganó la primera ronda de las elecciones presidenciales de este domingo en 13 de los 15 cantones con mayor porcentaje de pobreza en el país, así identificados por el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). En contraposición, el Partido Acción Ciudadana (PAC) triunfó en 11 de los 15 cantones con menor incidencia de pobreza.

Ninguno de los cantones más pobres los conquista el PAC, que ha tenido históricamente un mal desempeño electoral en ellos, y sólo en uno, Hojancha en Guanacaste, ocupa la segunda posición, precedido por el Partido Liberación Nacional.

De los 13 cantones con mayor incidencia de pobreza conquistados por Restauración Nacional; cuatro son de Puntarenas (Buenos Aires, Coto Brus, Osa y Golfito); tres son de Alajuela (Upala, Guatuso y Los Chiles); tres de Guanacaste (La Cruz, Nandayure y Bagaces); dos de Limón (Talamanca y Matina), y uno de San José, Pérez Zeledón.

Por una diferencia de 158 votos, Restauración Nacional le arrebata Goicoechea al PAC, el único de los cantones con menos porcentaje de pobreza que ganó. En los restantes tres cantones de este grupo (Escazú, Santa Ana y San Pablo) vencieron los socialcristianos de la Unidad.

Los 11 cantones más ricos -también con más electores- donde vence el PAC son de San José y de Heredia. En la provincia capitalina: Montes de Oca, Moravia, Curridabat, Tibás y Vázquez de Coronado. En la provincia de las flores: San Pablo, Flores, Santo Domingo, Heredia (central), Barva y San Isidro.

El contraste también se refleja en el abstencionismo. Mientras que en los 15 cantones más pobres el promedio del abstencionismo alcanza un 43% en estos comicios, en los más ricos es mucho menor, 27 por ciento, es decir, 16 puntos porcentuales más bajo.

La tendencia es similar si el análisis se hace con base en el Índice de Desarrollo Humano (IDH) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). En este caso, Restauración Nacional gana 11 de los 15 cantones con el IDH más bajo: tres en Alajuela (Guatuso, Upala y Los Chiles); tres en Limón (Guácimo, Matina y Talamanca); dos en Puntarenas (Buenos Aires y Coto Brus), La Cruz en Guanacaste, Sarapiquí en Heredia y Alajuelita en Heredia. El PAC, entretanto, se lleva dos de los estos cantones, Tibás y Dota.

En el polo opuesto, Acción Ciudadana gana en 11 de los 15 cantones con el IDH más alto y el partido del sol no conquista ninguno de ellos. Se trata de cinco cantones heredianos (San Isidro, Central, Santo Domingo, San Rafael y San Pablo); tres cartagineses (La Unión, Oreamuno y El Guarco), dos josefinos (Moravia y Mora) y Atenas en Alajuela.

La socióloga Montserrat Sagot explica que esta tendencia a votar menos en sitios con mayor pobreza, especialmente en las costas, es una constante. Para ella, este comportamiento responde al sentimiento de haber sido olvidados por el Estado, por lo tanto no hay razones para comprometerse con la política. Son territorios que históricamente fueron liberacionistas y que cuando apoyaban a los partidos tradicionales, dice la analista, respondían a políticas clientelistas. El resultado podría ser reflejo de que han perdido incluso esa conexión con los partidos tradicionales.

Un factor que también podría estar incidiendo, según Sagot, es la presencia de iglesias evangélicas en esas zonas, que ahora, al tener una manifestación en política electoral, inclinan la balanza. Estas agrupaciones religiosas son cercanas a la vida cotidiana de las personas pues dan apoyo emocional, proveen ayudas económicas y contribuyen a conseguir medicinas y comida en casos de emergencia, dijo.

Que los cantones con menos carencias, todos de Heredia y San José, voten más, es reflejo, opina Sagot, de una educación ciudadana orientada a cuidar el derecho al voto y de una relación más racional con la política. Mientras que el predominio del PAC en estos cantones tiene que ver con que su ideario ha sido siempre cercano a la clase media educada y urbana, su base de apoyo tradicional.

"A pesar de haber estado en el Gobierno, la gente más pobre en las costas no los sintió cercanos", consideró.

El director del Centro de Investigación y Estudios Políticos CIEP) de la Universidad de Costa Rica, Felipe Alpízar, apunta que la explicación del triunfo en estos 15 cantones pobres no es únicamente religiosa, sino que también inciden factores económicos. Además, destacó el desplazamiento del Partido Liberación Nacional de sus feudos en las costas. Si el PAC ya los había despojado de votos en el Valle Central, ahora son también desplazados de las provincias costeras, pero por otro partido, Restauración Nacional, reflexionó.

De hecho, 11 de los 13 cantones más pobres donde triunfó Restauración Nacional los había ganado el PLN en la primera ronda de la elección nacional de 2014.